Donde Comprar Tapones para los Oídos

Si tenemos algún tipo de dificultad para poder conciliar el sueño, o si nos molestan los oídos cuando realizamos un vuelo, o si somos propensos a contraer infecciones de oído cuando nadamos, o si somos músicos o asistimos a conciertos, entonces tenemos la solución perfecta para proteger tus oídos o para evitar ruidos indeseables.


Los mejores tapones para los oídos

A continuación puedes comprar protectores auditivos que más se adecuen a tus circunstancias o necesidades. Tenemos una gran variedad en marcas, tamaños y modelos. Muchos son específicos para cada caso.


Tapones para Dormir

DORMIR

Una buena solución para los que tengan problemas para dormir por culpa del ruido.

Tapones para Nadar

NADAR

Puede ser que no sean muy populares, pero son un elemento imprescindible para cuidar tus oídos cuando quieres nadar.

Tapones para Bucear

BUCEAR

Para el buceo son útiles los protectores auditivos que tienen un orificio ya que permiten la compensación de la presión.

Tapones para Estudiar

ESTUDIAR

Si el ruido de tu alrededor te distrae, entonces los tapones son una magnífica solución para poder concentrarse cuando estudiamos.

Tapones para Conciertos

CONCIERTOS

Seguramente ya no soportas más esa sensación de zumbidos y pitidos en tus oídos después de un concierto. Un par de tapones pueden ayudar a evitar esta situación.

Tapones para Trabajar

TRABAJAR

Son necesarios para aquellos trabajadores expuestos a altos niveles de ruido de más de 85 decibelios que pueden causar pérdida de audición.

Tapones para Músicos

MÚSICOS

Útiles para músicos profesionales o amateurs que tocan algún instrumento, los cuales pueden producir grandes niveles de sonido que pueden ser perjudiciales para nuestros oídos.

Tapones para Volar

VOLAR

No son usados para reducir el sonido exterior, sino más bien para compensar naturalmente la presión atmosférica que se produce cuando volamos en un avión.


¿Por qué comprar tapones para los oídos?

En el mercado podemos encontrar muchos tipos diferentes y la elección va a depender de nuestra necesidad de uso.
Como primer punto debemos comprar siempre uno de calidad ya que por lo contrario podemos hacer más daño a nuestro oído usando uno de baja calidad.
Como segundo punto debemos mirar siempre cual es su efectividad en la atenuación del ruido. Esto se puede medir mediante una clasificación de reducción de ruido. Los rangos suelen estar entre 15 y 35 decibelios de disminución de sonido.

Existen muchos tipos de protectores auditivos, los cuales abordan diferentes problemas como aquellos que buscan tapones para dormir tranquilos, o aquellos que les encanta nadar pues suelen comprarlos especiales para bloquear el agua.

También hay otros aspectos relevantes para proteger los oídos como evitar los ruidos fuertes producidos por la música excesivamente alta. Es una verdad absoluta que el estar en entornos con altos niveles de ruido, música, conciertos, etc, durante un tiempo más o menos prolongado, va a producir pérdida audición temporal o permanente e incluso sordera en casos más graves.

Esta pérdida temporal es debida a escuchar la música demasiado alta por un periodo igual o superior a 15 minutos. Con esto ya notaremos una especie de zumbido, el cual desaparecerá pasado un tiempo.

El problema surge cuando tenemos una situación de pérdida de audición permanente por estar en entornos donde hay música con altos volúmenes de manera muy constante. Esto también ocurre en los obreros de las fábricas o de la construcción, donde deberían protegerse los oídos de manera obligatoria. En este caso el zumbido no va a desaparecer pasado el tiempo. Lo van a padecer constantemente.

Creo que todos sabemos que tener los oídos protegidos con tapones, cascos, y otros dispositivos que bloqueen el ruido es fundamental.

El agua también es un enemigo para nuestra salud auditiva, en el sentido de que debemos de evitar infecciones después de nadar, bucear, hacer surf, mediante el bloqueo de la humedad con tapones específicos. Sobre todo hay que tener cuidado cuando nadamos en piscinas, lagos o ríos ya que pueden existir bacterias que puedan infectar el oído medio. Se recomienda lavar bien con agua potable los oídos después de las actividades acuáticas.

La mala ventilación del canal auditivo es otro problema añadido a lo anterior. Por eso una correcta higiene es fundamental para evitar enfermedades asociadas al oído como las otitis.


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger información estadística e incluir publicidad. Si continua navegando acepta su instalación y uso.
Estoy de acuerdo Quiero más información sobre cookies